Cuando “cansa” hablar de JESÚS

 

 Porque en ocasiones los evangelizadores consagrados o laicos hablan entre ellos de todo, menos de JESÚS.