Cuatro cantos del mártir mexicano San José María Robles

CantosSanJoseMariaRobles

 

Mi capacidad musical es pobre, mi capacidad vocal aún es más paupérrima, pero no podía dejar de darle música a algunos textos del mártir mexicano que más ha marcado mi vida espiritual: San José María Robles Hurtado.

 

Nació en Mascota, Jalisco el 3 de Mayo de 1888 y fue martirizado (ahorcado) el 26 de Junio de 1927 en la sierra de Quila en la criminal persecución que desató el gobierno federal mexicano en contra de la Iglesia Católica en la primera mitad del siglo XX.

 

A mi parecer hay dos distintivos de su espiritualidad: 

1. La Eucaristía

2. La devoción al Sagrado Corazón de Jesús

(Por la cual fue apodado en el Seminario de Guadalajara como “El loco del Sagrado Corazón”)

 

Poco antes de ser martirizado escribió:

Quiero amar tu Corazón, Jesús mío, con delirio;

quiero amarle con pasión, quiero amarle hasta el martirio.

Con el alma te bendigo, mi Sagrado Corazón;

Dime: ¿Se llega al instante de feliz y eterna unión?

 

Habría que decir mucho de Él, pero por el momento me limitaré a compartirles los cantos y los textos que me los inspiraron. Si quieren ahondar más sobre su biografía pueden hacer click AQUÍ

Las letras y acordes de los cantos los puedes descargar haciendo click AQUÍ

 

_________________________________

 

¡NADA PUEDO NEGARTE!

Este canto lo compuse a raíz de los siguientes textos de San José María Robles:

 

¡Nada puedo negarte, es imposible! respondo a tus acentos, mi Jesús, con alma generosa, amante y presto aun mostrándome el Gólgota y la Cruz.
Iré por Ti a la cima del Calvario, donde me espera, mi bien, tu fortaleza para luchar valiente victorioso, y donde la vida de Tabor empieza.
Nada soy, nada puedo; pero di: ¿qué quieres del ingrato? ¿qué? Señor. No tiemblo, porque Tú eres mi esperanza. No temo, porque Tú eres mi Fiador.
¡Qué dulce el abandono del “pequeño” en los brazos seguros del Amador! ¡Cuánta paz se disfruta, qué consuelo al sentirse del cielo acariciado!
No merezco la gloria del martirio por mis caídas que me duelen tanto… por mis muchos pecados que abomino, y de hinojos confieso con mi llanto…
No merezco esa gloria; mas tampoco la rehuso, mi Bien: ¡dispuesto estoy! pero habla, que al imperio de tu acento, donde ordenes, Jesús, volando voy…

 

Perdona a tu pequeñito; perdóname y que te ame con pasión. Perdona a mi familia; perdónala y funda en ella tu imperio de amor.
Perdona a mi Patria; perdónala y olvida sus grandes crímenes; concédele la paz y que reconozca tu Soberanía.
Perdona a tus sacerdotes ingratos; perdónales y abrasa sus corazones con tu amor; hazlos grandes santos.
Perdona a las almas que te están consagradas; perdónalas y con la fuerza de tu amor oblígalas a corresponder fielmente a su vocación
Perdona a todos los pecadores; perdónales y que conozcan su infeliz estado; que vuelvan a Ti, saciando tu sed infinita de amor.

 

 

 

YO DUERMO, MI CORAZÓN VELA

Este canto es una mezcla del Cantar de los Cantares y las siguientes palabras de San José María Robles:

 

Corazón Eucarístico, si tengo que separarme del Sagrario por mis deberes, concédeme el inmerecido don de que mi alma jamás se separe de este divino Nido, testimonio, el más elocuente del infinito amor que me tienes. Ahí en el Sagrario  quiero vivir eternamente.

 

 

 

AMARTE Y HACERTE AMAR

Este canto está inspirado en las mismas palabras de San José María Robles que acabo de colocar previamente, pero además se entrelazan con palabras de la Sierva de Dios Luisa Picarreta y de Santa Teresa de Lisieux

 

 

 

VIACRUCIS EUCARÍSTICO

Finalmente este canto está inspirado en algunos fragmentos del Viacrucis Eucarístico que el compuso y del cual hice una edición en español latinoamericano (Él lo escribió en español de España) y que puedes descargarlo gratuitamente haciendo click AQUÍ

 

¡Gracias por tus donaciones!

Publicaciones Relacionadas