El día en que se oscurezca todo

oscurezca

 

Las almas eucarísticas en tiempo de oscuridad no pierden la esperanza, más aún, viven de la esperanza por contemplar algún día de forma definitiva, a aquel que recibían y adoraban en su presencia sacramental.