Heridos en la familia

Para que DIOS haga su obra al interior de la familia, es necesario confrontarnos en la verdad, reconocer que hemos sido abusados, y que de alguna manera hemos sido también abusadores. Acto seguido, reconocer cómo el Mundo, el Demonio y la Carne intentan infectar las heridas, con el fin de que no vayamos a Aquel que las Sana, y que hace de ellas fuentes de compasión y misericordia para el prójimo: ¡JESÚS!

 

1. Heridos en la Familia: Abusados y Abusadores

2. Heridos en la familia: ¡Estamos en guerra!

3. Heridos en la familia: Educación Sexual de Padres a Hijos