Las llaves de los corazones

 

Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi haber y mi poseer.
Tú me lo diste, a ti, Señor, lo torno. Todo es tuyo. Dispón de todo según tu voluntad. Dame tu amor y tu gracia, que ésta me basta.
(San Ignacio de Loyola)

 

Para profundizar te dejo sobre el tema:

Imagen: James Tissot

Imagen: Pier Francesco Mola

Imagen: Frans Schwartz