Por qué algunos no entienden la intercesión de los santos

 

Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí.

(Jn 17,21–23)

 

PARA PROFUNDIZAR MÁS SOBRE EL TEMA:

¡Gracias por tus donaciones!

Publicaciones Relacionadas