¿Qué le pedirías a DIOS el día de tu cumpleaños?

SEÑOR, como regalo de cumpleaños me gustaría que me dieras la fuerza para vencer los pecados dominantes que cometo. No quiero ofenderte más. Pero dame esa gracia no como un milagro que cambia en un instante las tinieblas en luz, sino como un proceso que me obligue a poner mi “casi nada” en tu “casi todo”. No me basta con no ofenderte, quiero no ofenderte dando la batalla, para cuando se logre la victoria, las heridas y cicatrices de la batalla sean una declaración de amor a tu Misericordia. Amén.