Reflexión sobre Versión Católica de “Despacito”

 

El elemento armónico es el elemento con el que occidente ha contribuido a la música mundialmente. La armonía no existe si no existe la polifonía. La polifonía vino como consecuencia del canto de los monjes y sacerdotes alabando a Dios en la Iglesia. De ahí vino la superposición de melodías… La polifonía engendró la armonía. La armonía como la conocemos hoy en todo el mundo, no existiría si Cristo no hubiera venido.

(Pedro Eustache)

 

Esta es la versión católica de la canción “Despacito” a la que me he referido

Esta es la entrevista a mi estimado Pedro Eustache de la que hago referencia.

Advierto que evidentemente en ella hay elementos que no son compatibles con nuestra fe católica, especialmente en algunas afirmaciones del Pastor e incluso de Pedro, pero si entendiste mi aporte en el vídeo, te quedarás con lo que yo me he quedado de Pedro Eustache: La necesidad de no andar mendigándole al mundo con copias o piratería, sino todo lo contrario, que el mundo se vea obligado a venir a nosotros por nuestra calidad y originalidad que proviene de nuestro encuentro con CRISTO.

Segunda intervención sobre el tema, a raíz de un vídeo del Padre Sam

Este es el vídeo del Padre Sam al que he respondido:

Tercera y última intervención sobre el tema

ACTUALIZACIÓN: ¡Se terminó tocando en Misa!

Aquí algunas pruebas de este abuso litúrgico