Toma el dinero que necesites

Hermanos que evangelizan, siempre nos hará bien pensar que el mucho o poco dinero que llega a nuestras manos mediante el pueblo de DIOS, puede ser el dinero con el que dichas personas esperaban cubrir necesidades de ellos, pero que lo han dado por amor a la evangelización. Por tanto, no seamos cínicos, ¡que nos queme santamente las manos ese dinero para que se emplee como DIOS quiere!
También nos hará bien pensar si como evangelizadores tenemos temor a la pobreza, o si nosotros también estamos dando de lo poco o mucho que nos llega en beneficio de los pobres. De no ser así, créeme, estás muy cerca de estar haciendo de la Evangelización un negocio.