El Sentido de la vida

Imagen: Christen Kobke

Imagen: Christen Kobke

.

– ¿Para qué vivo? ¿Cuál es el motivo de mi existencia?

– Y Cristo murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí mismos, sino para él, que murió y resucitó por ellos. (2 Cor 5, 15)

– Si la frustración previa o posterior de nuestras expectativas nos devastan, es signo de que nos buscamos a nosotros mismos en ellas.

– Tus expectativas por muy buenas que sean, si en ellas te buscas a ti mismo, podrás hacer mucho, menos amar como Cristo Crucificado.

– La duda ante la Voluntad de Dios es buena siempre y cuando la fe esté por encima del “Yo”

– El arrogante nunca podrá entender la lógica de Dios porque el se erigido como dios de sí mismo.

– Dios arde en aquellos que están dispuestos a dejarse consumir por Él.

– Para amar a DIOS hay que entender que Él nos amó primero, para hablar con DIOS, hay que entender que Él nos habló primero, por eso el primer fruto de entender esto es una actitud de humilde escucha.

– El Cristiano no puede tener miedo de decir que sin CRISTO no se puede amar ni vivir en plenitud.

 

¡Gracias por tus donaciones!