La sangre del Papa: Alegría para unos, Compasión para otros

 

Benditas las heridas a causa de salir al encuentro y al servicio de los demás, en especial, cuando esos “demás” son los pobres, los excluidos, los rechazados, los olvidados…

 

Aquí la nota periodística:

¡Gracias por tus donaciones!