Líderes que sufran por las almas y vayan a lo esencial

“A llorar aprenda quien toma oficio… A peso de gemidos y ofrecimiento de vida, da Dios los hijos a los que son verdaderos padres, porque no una, sino muchas veces ofrecen su vida para que Dios dé vida a sus hijos, como suelen hacer los padres carnales.”

(San Juan de Ávila)
¡Gracias por tus donaciones!