Los malinterpretados ideales del Papa Francisco

PapaMalentendidos

.

Recientemente he visto proliferado en las redes sociales este fragmento de uno de los discurso de nuestro amado Papa Francisco:

“¡No entierren los talentos! Apuesten por grandes ideales…”

Y veo cómo dichas palabras  están siendo  interpretadas por muchos católicos como:

1. La justificación de la avaricia.

2. La aprobación a la venenosa teología de la abundancia.

3. La acreditación del significado mundano del “éxito”.

Así que, para que interpretemos bien las palabras de nuestro Sumo Pontífice, hay que ver cómo vivió aquel que ES el IDEAL MAYOR: JESÚS… y escuchemos lo que tiene que decir al respecto:

 

1. Para aquellos que entiende por grandes ideales: La justificación de la avaricia.

  • También dijo: Cuídense ustedes de toda avaricia; porque la vida no depende del poseer muchas cosas. Entonces les contó esta parábola: «Había un hombre rico, cuyas tierras dieron una gran cosecha. El rico se puso a pensar: «¿Qué haré? No tengo dónde guardar mi cosecha. » Y se dijo: «Ya sé lo que voy a hacer. Derribaré mis graneros y levantaré otros más grandes, para guardar en ellos toda mi cosecha y todo lo que tengo. Luego me diré: Amigo, tienes muchas cosas guardadas para muchos años; descansa, come, bebe, goza de la vida. » Pero Dios le dijo: «Necio, esta misma noche perderás la vida, y lo que tienes guardado, ¿para quién será? » Así le pasa al hombre que amontona riquezas para sí mismo, pero es pobre delante de Dios. » (Lc 12, 14-21)

 

2. Para aquellos que entiende por grandes ideales: La aprobación a la venenosa teología de la abundancia.

  • «No tengan miedo, ovejas mías; ustedes son pocos, pero el Padre, en su bondad, ha decidido darles el reino.  Vendan lo que tienen, y den a los necesitados; procúrense bolsas que no se hagan viejas, riqueza sin fin en el cielo, donde el ladrón no puede entrar ni la polilla destruir. Pues donde esté la riqueza de ustedes, allí estará también su corazón. (Lc 12, 32-34)

 

2. Para aquellos que entiende por grandes ideales: La acreditación del significado mundano del “éxito”.

  • Pero ¡ay de ustedes los ricos, pues ya han tenido su alegría! ¡Ay de ustedes los que ahora están satisfechos, pues tendrán hambre! ¡Ay de ustedes los que ahora ríen, pues van a llorar de tristeza! ¡Ay de ustedes cuando todo el mundo los alabe, pues así hacían los antepasados de esa gente con los falsos profetas! (Lc 6, 24-26)


Y para que esto no sea una mera refutación, escuchemos algunos de los verdadero ideales grandes:

 

  • Dichosos ustedes cuando la gente los odie, cuando los expulsen, cuando los insulten y cuando desprecien su nombre como cosa mala, por causa del Hijo del hombre. Alégrense mucho, llénense de gozo en ese día, porque ustedes recibirán un gran premio en el cielo; pues también así maltrataron los antepasados de esa gente a los profetas. (Lc 6, 22-23)

 

  • «Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los insultan. Si alguien te pega en una mejilla, ofrécele también la otra; y si alguien te quita la capa, déjale que se lleve también tu camisa. A cualquiera que te pida algo, dáselo, y al que te quite lo que es tuyo, no se lo reclames. Hagan ustedes con los demás como quieren que los demás hagan con ustedes. «Si ustedes aman solamente a quienes los aman a ustedes, ¿qué hacen de extraordinario? Hasta los pecadores se portan así. Y si hacen bien solamente a quienes les hacen bien a ustedes, ¿qué tiene eso de extraordinario? También los pecadores se portan así. Y si dan prestado solo a aquellos de quienes piensan recibir algo, ¿qué hacen de extraordinario? También los pecadores se prestan unos a otros, esperando recibir unos de otros. Ustedes deben amar a sus enemigos, y hacer bien, y dar prestado sin esperar nada a cambio. Así será grande su recompensa, y ustedes serán hijos del Dios altísimo, que es también bondadoso con los desagradecidos y los malos. Sean ustedes compasivos, como también su Padre es compasivo. (Lc 6, 27-36)

 

Si no basta esto, al menos pido que se complete la frase del Papa; mostraría la intencionalidad de sus palabras:

 

“¡No entierren los talentos! Apuesten por grandes ideales, los ideales que agrandan el corazón, aquellos ideales de servicio que harán fructíferos sus talentos

 

Y ya que al hablar de grandes ideales, hablamos del servicio, veamos en este vídeo lo que el entonces Cardenal Jorge Bergoglio le decía a los laicos que trabajaban en la máxima iniciativa de caridad y servicio de la Iglesia Católica, me refiero a Cáritas.

 

www.semperfiat.com

 

 

¡Gracias por tus donaciones!