Me abrazaré a Ti en la hermana pobreza – San Pedro de Alcántara

SPAlcantara

“El consejo de la pobreza, por venir de Dios, no puede dejar de ser bueno, ni es complicado de guardar, sino sólo a los incrédulos que se guían por prudencia humana y no confían en Dios.

…Si vuestra merced quiere seguir el consejo de Cristo, de mayor perfección en materia de pobreza, sígalo, porque no se dio mas a hombres que a mujeres, y Él hará que le vaya muy bien como le ha ido a todos los que lo han seguido.

…Yo no alabo simplemente la pobreza, sino la sufrida con paciencia por amor a Cristo, Señor nuestro, y alabo mucho más la deseada, procurada y abrazada por amor.

…No le crea a los que dijeren lo contrario por falta de luz, o por incredulidad, o por no haber gustado cuán suave es el Señor para los que le temen y aman,  y para los que renuncian por su amor a todas las cosas del mundo no necesarias para amarle con mayor amor, porque son enemigos de llevar la cruz de Cristo y no creen en su gloria que después de ella se sigue.

…no vacile, no tome parecer sino de los seguidores de los consejos de Cristo, que aunque los demás se salvan, si guardan los consejos obligatorios, comúnmente no tienen luz para mas de lo que obran; y aunque su consejo sea bueno, mejor es el de Cristo, que sabe lo que aconseja y ayuda para cumplirlo, y da al fin el pago a los que confían en Él y no en las cosas de la tierra ”

(Fragmentos de la Carta de San Pedro de Alcántara a Santa Teresa de Ávila)

 

LETRA Y ACORDES:

¡Gracias por tus donaciones!