Nútreme con tu hambre – San Juan de Ávila

NutremeSanJuanDeAvila

 

El sabor que tiene una perdiz es sabor de perdiz; y el gusto de la criatura sabe a criatura; y quien sepa decir quién eres tú, Señor, sabrá decir a qué sabes tú.

Sobre todo entendimiento está tu ser, y también lo está tu dulzura, la cual está guardada y escondida para los que te temen (Sal 31,20) y para aquellos que, por gozar de ti, renuncian de corazón al gusto de las criaturas.

[…] suplica al Señor que te dé algún gusto de Él, para que, animada tu alma con su suavidad, desprecies los placeres fangosos que hay en la carne. Y tendrás entonces compasión entrañable de la gente, que anda perdida por la bajeza de los valles de la vida bestial, y horrorizada dirás: ¡Oh hombres, cuánto es lo que perdéis y por qué!

(San Juan de Ávila) 

 

Bajar Acordes

 

¡Gracias por tus donaciones!