¿Hace bien que el Papa sea la “figura del año”?

PopeTime

 

Sin lugar a dudas me alegra muchísimo que la figura de nuestro santo padre Francisco tenga mucho alcance en los medios seculares de comunicación. Hoy fue declarado “la figura del año” por la famosa revista TIME, como lo fueron ya en el pasado el Papa Juan XXIII (1962) y Juan Pablo II (1994) …

Pero no seamos del todo ingenuos con este tipo de reconocimientos, pues bastaría preguntar ¿Por qué Papas como Pablo VI (sucesor de Juan XXIII) y Benedicto XVI (sucesor de Juan Pablo II) no recibieron ese “honor”, sino que antes bien los medios de comunicación los terminaron crucificando?… Basta recordar el martirio que se le vino a Pablo VI después de la Encíclica “Humanae Vitae” en donde consolidaba la visión cristiana de la sexualidad humana, o los muchos discursos de Benedicto XVI dónde denunció la “Dictadura del Relativismo”, hoy plataforma moral de los estados y sociedades.

¿Que si hace bien que el Papa sea la figura del año? Sin lugar a dudas sí. Pues creo que de algo servirá que la imagen del Santo Padre vaya a muchos lugares a través de la famosa revista, pero ojalá que con la compra de la revista se regalara como suplemento la Encíclica “Lumen Fidei”. Pues esos son los reales aportes del Papa como líder. Cualquiera sonríe, cualquiera es simpático, -y ojo que no lo digo con sarcasmo- pero cuántos no han desfilado por la revista con la misma sonrisa, y con fama de carismáticos, pero al final en lo profundo de la existencia de dicha persona, se encuentra una terrible dicotomía. Sin ir más lejos, hace poco se le dio el premio Nobel de la paz a un presidente que hasta hace unos meses estaba a punto de bombardear un país del medio oriente. Pero en fin, está claro que la revista no lo hará, y más porque dicha Encíclica todavía entre sus páginas huele a Benedicto XVI.

Frecuentemente suelo preguntar en predicaciones: ¿Quién amaba a Juan Pablo II? ¿Quién lloraba al verlo recorrer las calles de nuestros países?… La mayoría levantan la mano. Posteriormente suelto esta otra pregunta: ¿Quién ha leído al menos una de las catorce encíclicas que escribió en su pontificado?… A veces se asoma una o dos manos, si es que nos va bien.

Sin duda estamos infectados de una cultura que valora la fachada, los signos externos, que repito, son importantes, pero que sin profundidad, todo termina siendo un circo publicitario o demagógico. Así que, con el sano pretexto de que nuestro Papa Francisco es la “Figura del año”, ojalá que al menos los católicos pasemos no sólo la revista, o la nota al respecto en las redes sociales, sino que ya que la revista no lo hará, nosotros adjuntemos la Encíclica “Lumen Fidei” del Papa Francisco para que la cosa no quede en mera noticia de farándula.

Y para ser yo el primero en poner el ejemplo, les dejo en formato PDF dicha Encíclica.

(Hacer click aquí para descargarla)

¡Menos mal que tenemos un Papa sencillo, que si no le importa que sus zapatos sean viejos, mucho menos le quitará el sueño el haber salido cachetón y sonriente en una revista! Oremos por él, porque la misión que le ha encomendado el ESPÍRITU SANTO es muchísimo más grande que estos sanos, pero superficiales acontecimientos. Vienen tiempos duros para la Fe, y créanme que con una revista ésta no se termina nutriendo.

wwww.semperfiat.com

¡Gracias por tus donaciones!