Tag: Esperanza

Ni pecadores ni virtuosos empedernidos

“¡Oh, Jesús!, si es necesario que un alma que te ama purifique la mesa que ellos han manchado, yo acepto comer sola en ella el pan de la tribulación hasta que tengas a bien introducirme en tu reino luminoso… La única gracia que te pido es la de no ofenderte jamás…” (Santa Teresa de Lisieux)

La verdadera libertad es dejarse encarcelar por DIOS

“Átese nuestro corazón con su amor, atadura de salud, y no queramos aquella libertad que nos hace estar fuera de su cárcel; porque así como está mal sano el que de su amor no está herido, así es mal libre quien de su cárcel no está preso.” (San Juan de Ávila) EL CANTO DE LOS …

Continue reading

La Conversión

“Realmente, mi proceder no lo comprendo; pues no hago lo que quiero, sino que hago lo que aborrezco.” (Romanos 7,15) 1. La conversión: Hago el mal que no quiero 2. La Conversión: El olvido de mí mismo

Los menospreciados vencerán la industria de la Pornografía

Al acercarnos a las personas que sufren, ellas nos revelan nuestro dolor y nuestro corazón roto. No somos una elite. Necesitamos ayuda. Necesitamos la ayuda de Jesús y de hermanas y hermanos en comunidad; necesitamos hablar a corazones sabios, atentos y compasivos que puedan ayudarnos a asumir todo lo que está roto en nuestro interior y a …

Continue reading

¡Haz algo mejor que reinventarte!

Los Católicos NO estamos llamados a reinventarnos, sino a ¡convertirnos!

La mujer que convirtió a su esposo ateo y lo hizo sacerdote | Elisabeth Leseur

“Trabajemos en transformarnos a nosotros mismos y nuestras vidas. Influenciemos a los que están a nuestro alrededor, no a través de sermoneo insignificante, sino a través del irresistible poder de nuestra espiritualidad y el ejemplo de nuestras vidas.” (Elisabeth Leseur)    PARA ENTENDER MEJOR LO QUE ES UN “ALMA VÍCTIMA”:

Las adicciones y Santa Teresa de Lisieux

“Yo me considero un débil pajarito cubierto únicamente por un ligero plumón. Yo no soy un águila, sólo tengo de águila los ojos y el corazón, pues, a pesar de mi extrema pequeñez, me atrevo a mirar fijamente al Sol divino, al Sol del Amor, y mi corazón siente en sí todas las aspiraciones del …

Continue reading

Perder para ganar perdidos

“Digo la verdad en Cristo, no miento, -mi conciencia me lo atestigua en el Espíritu Santo-, siento una gran tristeza y un dolor incesante en el corazón. Pues desearía ser yo mismo maldito, separado de Cristo, por mis hermanos, los de mi raza según la carne” (Romanos 9,1-7)   

El ateísmo de Madre Teresa de Calcuta

“Jesús mío, Tú has hecho conmigo según tu Voluntad, y Jesús oye mi oración, si esto te complace, si mi dolor y mi sufrimiento, mi oscuridad y mi separación te da una gota de consuelo, Jesús mío, haz conmigo lo que Tú desees, el tiempo que Tú desees, sin una sola mirada a mis sentimientos …

Continue reading

JESÚS agarra cansados, no cansancio

“En aquel tiempo, Jesús tomó la palabra y dijo: «Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera».” (Mt …

Continue reading